UNA BURLA AL INFORME DEL TAJO

publicado en: Blog | 0

Apenas hace diez días que emitió su informe la delegación de eurodiputados que visitó el Tajo el pasado mes de febrero. Vinieron para constatar los motivos de la queja interpuesta en el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo por la ciudadanía ribereña del Tajo en relación al estado cadavérico de este río.

Aunque tal informe es de sobra conocido por todas las administraciones que tienen algo que decir y mucho que hacer por el buen estado de las masas de agua en el Tajo, llama especialmente la atención la irónica estampa con que hace unas horas el Tajo desfilaba por Toledo bajo el Puente de San Martín.
20160722 El Tajo bajo Puente de San Martin
Nada que ver con aquellas otras tomadas el 7 de febrero en vísperas de tal visita y publicadas en el blog de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo que bien podían pasar por ser las fotos del propósito de enmienda si no fuera porque, a la postre, al Tajo se le sigue manteniendo en coma.

Y es que, después de un informe -insuficientemente severo por su falta de vinculación- en el que se constata que la gestión del agua en el Tajo no sigue el espíritu ni la letra de la Directiva Marco del Agua (DMA) -sino que lo burla bordeando el problema en lugar de atajarlo- o que se desprecia el trabajo del tejido social estructurado -hecho con tanto denuedo como altruismo- sin que se hayan recogido sus consideraciones ni tan siquiera se hayan contestado sus alegaciones, parece como si ya no haya nada que esconder, una vez puesto al descubierto el trabajo sucio de las administraciones del Estado que deben velar por el buen estado de sus ríos y su conservación.

El verano, especialmente el mes de agosto, suele ser el mes en que por el cauce del Tajo en Toledo circulan las aguas más limpias de todo el año, incluso a pesar de su menor caudal. Todo apunta a justificarse con la menor actividad humana e industrial del área metropolitana de Madrid y sus alrededores. Sin embargo, éste parece ser el verano de la excepción que confirme tal regla y el verano en que las administraciones hidráulicas hayan perdido todo el disimulo y la vergüenza una vez desenmascaradas desde Bruselas. De hecho el aspecto de las aguas que circulan por el cauce del Tajo a su paso por toda la provincia de Toledo nada difieren de aquellas que se vierten continuamente por los colectores de muchas depuradoras. Con razón el Tajo en Toledo es una gran cloaca a cielo abierto.

17.- Agua depurada Poligono
A esas otras administraciones con menor competencia hidráulica, ayuntamientos sobre todo, les corresponde ejercer como tales y no como delegados de ningún partido político, hacer valer el trabajo de denuncia de sus ciudadanos -tanto para rectificar en la parte que les toca como en la de presionar política, técnica y legalmente- y facilitarles medios para la consecución de los objetivos que tienen por finalidad recuperar un río y ponerlo a disposición del uso y disfrute sostenible de toda la ciudadanía.

Más de 60 ayuntamientos ribereños del Tajo en la provincia de Toledo verdaderamente empeñados en su causa pusieron una primera iniciativa el pasado 4 de abril de 2016 firmando un manifiesto en el que comprometen su disposición a velar por la defensa del Tajo y sus ríos con independencia y rigor. Esa iniciativa debería materializarse en la constitución de una Red de Municipios Ribereños del Tajo de ámbito peninsular y movilizar en España a sus correspondientes Diputaciones. En Portugal han empezado a movilizarse creando en marzo de 2016 una Cofradía de Municipios Ribereños que permita devolverle al Tejo el esplendor que tuvo, poniendo en valor culturas, tradiciones, paisajes y paisanajes configurados a la vera de ese elemento común, el Tejo, que hoy todos necesitamos recuperar en todos los órdenes de la vida.

Por su parte, cada ayuntamiento debe poner en marcha actividades que nos vinculen a toda la ciudadanía en la defensa del patrimonio fluvial que urge recuperar. Toledo tiene pendiente deshacerse de la mirada umbilical de sus partidos -como parece que ya hicieron los ayuntamientos de Aranjuez y Talavera de la Reina- para ponerse a remar contra la corriente mugrienta y espesa que discurre por el cauce de su río, venga de donde venga y sean cuales sean los argumentos que lo tiñen. Si no, el Consejo del Pacto de Toledo por el Tajo no pasará de ser una intención más, en el mejor de los casos, y la batería inicial de doce propuestas presentadas por la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo no tendrán desarrollo ni ejecución alguna y serán tan burladas como a día de hoy lo están las recomendaciones del informe de Bruselas para el Tajo.

Tenemos las instituciones necesarias (Ministerio, Confederación, Ayuntamientos, Centros de Estudios y Experimentación, Universidades, etc.); tenemos medios tecnológicos de medición, control, análisis, vigilancia y seguimiento; tenemos también una buena dotación de recursos humanos técnicos muy profesionales y comprometidos. Sólo falta la voluntad política para que cumplan los fines y objetivos para los que existen.

Dejar una opinión