Gracias, Elena, por venir. Gracias por estar.

publicado en: Blog | 0

 

La Junta Directiva de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo quiere unirse al dolor de la familia, de amigos y de compañeros de Elena de la Cruz ante su fallecimiento. Nuestro sentimiento de pesar es unánime y sólo puede explicarse ante el reconocimiento y la gratitud que le debemos quienes hemos valorado de manera especial su entrega a la causa de los ríos, más concretamente a la causa del río que nos trajo hasta aquí, del río que nos lleva.

No parecía propio de una Consejera de Fomento el interés por sacar de su agonía al Tajo; sin duda, Elena tenía un forma de ver las cosas alejada de los tópicos y de defender las causas de su encomienda con patrones estéticos donde la ponderación y la mesura tenían mucho más que ver con el rigor de la sensatez que con la acostumbrada demagogia política o el cinismo oportunista.

Elena vino en el momento oportuno para enseñarnos a trabajar con coherencia y sin crispación. Al menos, así lo hemos percibido quienes, sin tener apenas relación personal o institucional, nos hemos sentido acompañados en la tarea de devolverle al Tajo la salud y la dignidad que también lo es para toda su ciudadanía ribereña. Su repentina ausencia deja tristeza, dolor, frustración y amargura, sobre todo entre sus seres queridos. Nosotros nos quedamos con la enseñanza de su impecable manera de hacer, y unimos su nombre a la memoria de las guardianas de los ríos como, Berta Cáceres, o al de quienes aún debemos rendir tributo por la defensa del Tajo, como Manuel Díaz-Marta.

Gracias, Elena, por venir. Gracias por estar.

 

Dejar una opinión